Tu madre sería una santa…

No es que quiera medir la hijoputez con dos varas diferentes: es que, mientras que el cura salesiano de Cádiz al que se le acusaba de pederastia es, por ahora, presunto, tú, cuya madre es una santa, eres el peor de los hijos de puta.

No me dirijo a ti por tu nombre porque no eres un tú, sino un tipo de persona. Vamos a llamarte… Daniel Galván, que es tu último nombre famoso. Tengas el rostro que tengas, eres el mismo perro con diferente collar e idéntica rabia.

pedofily-preview2

Mira, amigo (lo de amigo, pronunciado apretando la mandíbula y con los dientes inferiores al aire): es posible que te hayas cruzado conmigo por la calle, en el súper o en la cola del paro. Y has tenido suerte de que no te reconozca.

Abusando del débil

Detrás de esa cara de tipo afable, o serio, o respetable o, en todo caso, de no sospechoso, se esconde un descomunal cabrón que se dedica a abusar física o psicológicamente de niños. Pues bien: te voy a contar una cosita. Un secreto. Entre tú y yo.

Resulta que no tengo una hijastra. Para decir que tienes a alguien no puedes depender de esa persona… y no veas tú hasta qué punto dependo de esa sonrisa desdentada de siete años, de esa vocecilla aguda que transmite alegría y dolor de tímpanos a la vez. Como tienes una patata podrida por corazón no sabes lo que es querer a un niño.

pede_1

Ladrones de inocencias

Sin embargo, a los niños se les quiere, de una forma pura, sin medias tintas. Si les das un azote, te duele a ti más el corazón que a ellos el culo; y si les riñes, se te encoge más el alma que a ellos la pose. Se les quiere, sin más. Y por eso se intenta respetar su inocencia, protegerlos, al menos por ahora de lo puta que es esta vida…

… Tú, sin embargo, te dedicas a robar inocencias (¿Por qué? ¿Qué haces con ellas?). El caso es que, me conozcas o no, si un día tocas a la niña equivocada, siquiera que sea una caricia no del todo inocente o un mensaje en Internet o como coño lo hagas para entrar en contacto con tus víctimas. Si un día tocas a la peque equivocada, te arranco los ojos y te relleno las cuencas con tus propios cojones antes de denunciarte.

La justicia y la ley

Es más: ojalá todas la personas que lo son en este mundo hicieran lo mismo o, ya que no es lo civilizado, que se dedicaran a la caza  denuncia de alimañas como tú. Deberían encerrarte en una habitación con los padres de tus víctimas. Pero es que aún hay gente tan buena como para decirte ego te absolvo, vete en paz.

Recreation_of_Martin_Luther_King's_Cell_in_Birmingham_Jail_-_National_Civil_Rights_Museum_-_Downtown_Memphis_-_Tennessee_-_USA

Con que vamos a confiar en el sistema penitenciario y mandarte a la cárcel, a la vez que confiamos en la “Ley de la cárcel” ¿Sabes lo que les hacen a los miserables como tú en cuanto los demás internos se enteran de por qué  los han metido en prisión? Infórmate…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s