The bright side of life (fifú-fifú-fifufifufifú)

Entre que los calores no me hacen bien a la salud –ya es oficial, dicho por el neurólogo-, que para ingresar un sueldo medio presentable tengo que trabajar doce horas al día y que no me ha apetecido en exceso patalear, llevo unos días sin dejarme caer por aquí. Mil perdones.

¿Que por qué he vuelto? Pues porque esta noche está un poquito más fresca, porque hoy me he tomado el trabajo con un poquito más de calma y porque el día que deje de patalear será porque la esclerosis múltiple se me haya llevado las piernas o porque me haya mordido la lengua y fallecido de envenenamiento.

Foto: Flickr

Foto: Flickr

Normalmente, antes de escribir en el blog, me doy una vuelta por periódicos digitales, y webs de teles y radios, por si alguna última hora me hace cambiar de idea y, en lugar de despotricar contra Rajoys o Rubalcabas enmarrano el árbol genealógico de otros hasta tiempos de Felipe II. Hoy, sin embargo, no ha sido así.

El periodismo agoniza… y otros ni un mal catarro

No es que no tenga nada que decir sobre los rumores elevados a la categoría de datos en la catástrofe de la curva de A Grandeira y que me hacen pensar que la salud del periodismo español está dos escalones por debajo del coma.

No es que no haya visto u oído nada sobre Bárcenas o que el infame Wert siga sin dimitir o cometer seppuku (ambos extremos supondrían un maravilloso impulso para el panorama educativo y, por lo tanto, futuro de España).

zapa 1

Me sobran las razones

No es que me falten motivos más que razonables y justificados para echar espumarajos por la boca, algunas de tales razones vividas en primera persona y por culpa directa (yo acuso) del equipo de gobierno del pueblo donde vivo y del poder regional que los castellano manchegos no se merecen por la única culpa de castigar con su elección regional a un ex presidente del Gobierno Central cobarde, inoperante y que sólo movió un alfil cuando el jaque mate en dos jugadas era inevitable.

No es eso.

¡¡Basta!!

El motivo por el que no voy a cambiar de planes es porque no me da la gana de que los sinvergüenzas aquí mencionados y cientos de ellos de ralea similar sean siempre los protagonistas de cuantas historias contamos en este blog y casi todos los que se dedican a hablar (“analizar” es un verbo que, a mí, me viene grande) de la actualidad.

Por tal motivo, me gustaría dejar claro que, por una vez:

Anuncios

2 pensamientos en “The bright side of life (fifú-fifú-fifufifufifú)

  1. Pingback: The bright side of life (fifú-fifú-fifufifufifú) | Contra viento y marea

  2. Pingback: Tocando los peñones | El inalienable derecho a la pataleta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s