La mujer del César

Se puede decir más alto…

Textos Rebelados

Imagen

Contaba el historiador griego Plutarco en su obra “Vidas Paralelas” que hubo una vez un señor que vivía en Roma (la antigua, no la de Berlusconi) que se había encaprichado con la señora esposa del César. Se conoce que la susodicha derramaba lisura y a su paso dejaba aromas de mixtura que en el pecho llevaba.

Total, que en una de estas, la bella dama se fue a participar con unas colegas a una especie de Tuppersex sólo para féminas, las festividad de La Buena Diosa, en la que no estaba permitida la presencia de ningún macho, ya fuese humano, animal o en efigie.

El tal Publio Clodio Pulcro (que manda cojones el nombrecito), como era muy pillín y andaba bastante caliente, se disfrazó de mujer con lira para chismear y así contemplar obnubilado las virtudes de su objeto de deseo.

Como ya imaginaréis, o…

Ver la entrada original 1.521 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s