Crecer

Crecer es… abrir y los ojos y, si lo que descubres te duele, joderte y callar. O chillar exigiendo la hoja de reclamaciones de esta puta vida. Crecer es darte cuenta de que quien era bueno y un ejemplo digno de imitarse resulta que a lo peor es un cabrón de cuatro pares de cojones.

Vamos a ver: pasé la adolescencia internado en un colegio salesiano y allí, todo lo que pude ver me convenció (y, en el caso concreto de los religiosos que se tuvieron que tragar con mi adolescencia, sigo convencido) de que los salesianos son una orden dedicada en cuerpo y alma al bien de la juventud.

Juan_Bosco_(1886)

Todo lo que rodea a la obra de San Juan Bosco se orienta al crecimiento como ciudadanos primero y como cristianos a continuación de los jóvenes. Por eso me duelen tanto según qué cosas que se publican en torno a quienes, si me caí, me pusieron mercromina y, si me dolía el alma, me escucharon.

Por cierto que pueda ser, me cuesta creerlo

Hablo de cuanto está sucediendo en torno al sacerdote salesiano Javier Luna. De acuerdo, las informaciones son poco claras, pero los testimonios en su contra se van sumando y se hace cada vez más complicado creer en su inocencia…

Siempre he sido muy crítico con la que me parece que es una estructura corrupta con partes, eso sí, muy buenas. Siempre he pensado que, salvo excepciones, a la Iglesia hay que derribarla y reconstruirla de cero conforme al mensaje cristiano. Entre otros motivos, lo que me llevaba a pensar esto eran los abusos de todo tipo por parte, precisamente, de quienes los condenan.

Que venga Don Bosco y lo vea…

Pero me quedaba el bastión, el asidero de la orden salesiana, la confianza ciega de un niño en sus mayores que, de confirmarse el caso, se va a tambalear. Sé que no puede juzgarse a un colectivo o a una orden por una sola persona. Pero, de ser ciertas las acusaciones, Javier Luna ha traicionado el espíritu de San Juan Bosco, el de Jesucristo, el de los salesianos y el de cuantos queremos creer que no puede ser verdad cuanto se está diciendo.

don bosco

De ser verdad, habré abandonado un poco más al niño que era entre aquellos curas alegres a los que les gustaba el deporte y la música.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s