EREs muuuy tonto

Son malos tiempos para dejar de fumar si eres un sindicalista: Por hablar sólo de los dos EREs más llamativos con los que nos hemos desayunado hoy, resulta que quinientos empleados de RENFE se van a la calle y que un Expediente de Regulación de Empleo temporal por parte de Seat va a alterar la vida e ingresos de más de 9.000 trabajadores.

Pero, mira, al fin y al cabo, el mercado, querámoslo o no, manda, de modo que estos despidos, temporales o definitivos, nos toca comérnoslos con patatas. Ñam, ñam. Sí: seguro que podría haberse hecho más por mantener los puestos de trabajo, pero a ver quién es el guapo que lo prueba.

convenio-colectivo-500x338

Lo que sí es grave, pero grave de condena a prisión, es la otra noticia laboral que hoy me ha revuelto el estómago: y es que la reforma laboral deja sin vigencia más de 1.300 convenios colectivos, que afectan a casi millón y medio de trabajadores, que tenían que haberse renovado a lo largo del año que ha transcurrido desde que la nueva ley entrara en vigor.

Falta de flexibilidad ante el cambio en la norma

No es que la norma anule los acuerdos (ya no nos faltaba más que eso), sino que deroga la ultraactividad, o el hecho de que, de no decirse nada en contra, los convenios se renuevan automáticamente.

Traduciendo, por si no ha quedado claro: si empleados y empresario callaban, el convenio se renovaba en todos sus términos. Ahora, no: ahora ocurre que al cabo de un año, el convenio pierde su vigencia y, salvo pacto en contrario, se aplica otro, de haberlo, de ámbito superior.

Total, que por desidia o falta de voluntad de acuerdo, se van a aplicar a más de mil gremios unas condiciones de trabajo que no tienen en cuenta sus especificidades. Muy bien, hombre. Y, ¿a quién hemos de agradecérselo?

Gracias a los de siempre

Pus, como siempre, a los buscafotos, sedientos del poder y adictos al sillón; a unos tipejos que en tiempos de elecciones te piden que te afilies, y cuando les preguntas qué han hecho por tu gremio, sobre todo si eres, como yo, un profesional de vocación en un sector en el que el empresario disfruta riéndose de ti, agachan la cabeza y, rojos como la grana, te responden… Eso: te responden con unos puntos suspensivos.

37032_620

Pero no vamos a ensañarnos con ellos: están en España y han aprendido por imitación, de modo que son caraduras como Lázaro de Tormes, buscavidas como el Buscón y borricos como para no entender ninguna de las dos referencias. Eso sí, las siglas de su sindicato bien visibles siempre en la solapa, que es el único mérito que se les pide para ascender en esta vida.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s